CEOSA > Odontología > Esterilización y asepsia

Esterilización y asepsia

La asepsia y la antisepsia son las acciones conseguidas por la esterlización y la desinfección, respectivamente. Son dos procedimientos de lucha antimicrobiana.

La asepsia es un estado libre de infección. Mediante la esterlización se combaten o previenen los procedimientos infecciosos, destruyendo los microbios que los causan. El procedimiento de antisepsia es la esterilización, mediante la cual se elimina toda forma de vida, tanto patógena como no patógena, incluidas sus formas de resistencia (por ejemplo, las esporas). La esterilización sólo se puede aplicar sobre objetos o material inanimado, mientras que la desinfección se aplica sobre objetos (desinfectantes) y sobre tejidos vivos (antisépticos). La piel no se esteriliza, sino que se desinfecta.

El mobiliario, los instrumentos y los materiales utilizados en las clínicas son esterilizados por medios:

Estas medidas garantizan asepsia y protección contra microorganismos, bacterias, VIH, hepatitis, herpes, etc.

Esterilización y Asepsia